miércoles, 5 de diciembre de 2012

Geoff Petrie, cierre la puerta desde fuera

18 años. 

Ese es el tiempo que Geoff Petrie lleva ejerciendo como General Manager de Sacramento Kings. Lejos queda aquel verano de 1994 en el que el aún propietario Jim Thomas contrató a un exitoso ex jugador que tuvo que abandonar la NBA por problemas físicos. 

Con la llegada de Petrie se abría una nueva etapa en la franquicia que se confirmaría con la compra de la franquicia por parte de los Hermanos Maloof. Petrie comenzó a demostrar un muy buen ojo en el draft. En 1994 al pívot Brian Grant, un año después a Corliss Williamson, en 1996 a un joven serbio llamado Peja Stojakovic, a Jason Williams en 1998 o al turco Hedo Turkoglu hace 12 años. 

Pero además de acertar con los picks de primera ronda, Petrie fue desarrollando una facultad para acertar con las elecciones tardías. Como ejemplo la elección de Gerald Wallace (25), Kevin Martin (26) o Francisco García (23). Estas buenas actuaciones, unidas a un buen ojo a la hora de traspasar jugadores, le sirvieron para llevarse dos premios a Mejor Ejecutivo del Año (98-99 y 00-01).

Pero, ¿qué queda del antiguo Petrie? Muy poco.

El ejecutivo de los Kings tiene el honor de ser el GM de toda la NBA que más tiempo lleva en el mismo equipo. Pero más allá del tiempo que Petrie lleve en la franquicia es evidente que su tiempo ya ha pasado.

En los últimos años, los Kings son unas de las franquicias que menos movimientos realizan a pesar de no pisar los playoff desde hace seis -que serán siete este curso- temporadas. En traspasos como los de Chris Webber, Mike Bibby, Ron Artest o Kevin Martin, los Kings han salido perdiendo claramente. De los trades de estos cuatro jugadores, los Kings obtuvieron a: Brian Skinner, Kenny Thomas, Corliss Williamson (por Webber), Anthony Johnson, Tyron Lue, Shelden Williams y Lorenzen Wright (por Bibby),  Donté Greene y Bobby Jackson (por Artest) y Carl Landry (por Kevin Martin).
Una situación que se ha acentuado en los últimos años con las contrataciones de agentes libres un tanto especiales: Travis Outlaw por cuatro años, Aaron Brooks cuando era evidente la necesidad de otros tipo de base, o de semi ex jugadores como Antoine Wright o Desmond Mason. Algo similar ocurre con los entrenadores que han dirigido a la franquicia: Eric Musselman, Paul Westphal o Kenny Natt.

Pero donde más se notan los errores es en el draft: Sean Singletary, Patrick Ewing Jr, Hassan Whiteside, Tyler Honeycutt...y en especial, Jimmer Fredette. Sangrante es el caso del escolta ya que los Kings traspasaron a su único base (Beno Udrih) y su pick séptimo (al que llegó un base como Brandon Knight) por un veterano de vuelta como John Salmons y la décima elección convertira en un escolta al que se empeñan en colocar como director de orquesta.

Este próximo junio de 2013 los propietarios tendrán que acometer su renovación. Por el bien del equipo, no debería ejercerse.

2 comentarios:

Fernando dijo...

Perfecta la entrada, pero también habría que decir que Tyreke Evans y Cousins están bien drafteados, aunque pudieron hacerse con Ricky en 2010. No sé, realmente no ha hecho las cosas bien no, pero yo siempre vi los traspaso timo que comentas como la realidad de unos dueños que no podían seguir pagando nada a nadie y Petrie tenía que hacer de tripas corazón y comerse traspasos mierdosos que le ordenaban los dueños. Claro que, si hubiera tenido verguenza torera, se habría ido al percibir esto. Vamos, me niego a pensar que un tío que hizo todos los buenos drafts que hizo, ahora se comiese jugadors de mierda. Más bien creo que la premisa era clara, en plan liberar salarios y estrellas y traer jugadores para no renovar y aligerar la masa salarial del equipo. Al menos, así lo veo yo. De todas maneras, lo renueven o no, Sacramento ya no jugará más. No sé si podré ilusionarme con otra ciudad, al menos que mantengan el nombre y el escudo, porque como se vayan a Seattle serán los Supersonics y entonces sí que no quedará nada de nuestros Kings... joder, no quiero ni pensarlo macho...

BigBen dijo...

@Fernando

Y Casspi, Brockman o Isaiah para haber sido elegidos en puestos tardíos.

El problema grave son los traspasos y las contrataciones de agentes libres que hace. Sin sentido salvo la de Hayes. Ojalá no renueve.

saludos!