jueves, 26 de febrero de 2015

Darren Collison no jugará más esta temporada

El base titular de los Kings, Darren Collison, se perderá con total probabilidad lo que resta de temporada por culpa de una lesión en la cadera. El guard visitará al doctor Williams Meyers el lunes en Philadelphia y está previsto que pase por el quirófano al día siguiente.

Tras esta intervención médica, Collison será revisado de nuevo en un período de tiempo aún no fijado totalmente. Los Kings prevén que sea entre tres y seis semanas después de la operación, justo el tiempo que pasará hasta que la franquicia termine la temporada. El base californiano promediaba antes de la lesión 16'1 puntos, 3'2 rebotes y 1'5 robos -todos ellos career-high-, además de 5'6 asistencias por encuentro. Además, estaba lanzando por primera vez en su carrera por encima del 51% en tiros de dos.

Para sustituir a Collison los Kings manejan tres hombres: Ray McCallum, Andre Miller y en menor medida el temporal David Stockton

"Creo que Ray jugó bien", decía George Karl tras el último partido jugado. "Creo que ahora mismo mi deseo es dividir el tiempo entre ambos". Según el nuevo coach, McCallum tendría más minutos cuando buscara más defensa, mientras que Miller jugaría los minutos en los que el equipo necesitara mejorar su ataque.

Para el base sophomore ésta no es una situación nueva. Justamente hace un año, la lesión de Isaiah Thomas hacía que McCallum tuviera que jugar muchos más minutos. El base suplió perfectamente a Thomas y promedió en abril 12'6 puntos y 6'6 asistencias en casi 41 minutos en pista. En este mes de febrero, McCallum está firmado 8'7 puntos y 3'3 pases de canasta por noche. Miller aporta 5'3 puntos y 4'7 asistencias.

martes, 24 de febrero de 2015

Andre Miller: "Sacramento es como mi segundo hogar"

En tan sólo dos partidos, Andre Miller ha captado la atención de la mayoría de los aficionados de Sacramento Kings. Sus números -6 puntos y 3'5 asistencias por partido- no dicen mucho, pero su importancia en el vestuario ha comenzado a notarse.


"Andre nos da una especie de entrenador asistente en la pista porque yo no sé que estoy haciendo al mitad del tiempo", bromeaba George Karl. 


Miller, que acaba contrato el 30 de junio, no se plantea salir de Sacramento. Según dijo tras su partido de debut ante Boston Celtics, el veterano base estaría de acuerdo en acabar su carrera a las órdenes de Karl, con quien compartió banquillo en Denver Nuggets. Miller lo dejó claro: no quiere ir a ningún otro lado.

Es relativamente poco habitual ver a veteranos como Miller, llegado marzo, en equipos sin aspiraciones reales a corto plazo. Sin embargo, la conexión del jugador con la ciudad es muy alta y antigua. "He venido aquí probablemente desde que tenía seis o siete años...es como mi segundo hogar". 

Nacido en Los Ángeles hace casi 39 años, Miller tiene familia en la capital californiana. Durante su infancia, el jugador pasaba los veranos con sus tíos y tías de la región. Además, Miller posee varias viviendas en el área y pasa sus vacaciones en El Dorado Hills, una localidad situada a unos 35 minutos en coche al este de Sacramento.

Con más de 1200 partidos en la NBA a sus espaldas, Miller está jugando más minutos que en las últimas dos temporadas. Quizás la vuelta de Darren Collison haga bajar esas cifras, pero su labor más allá de lo deportivo.

sábado, 21 de febrero de 2015

Sacramento Kings y el tanking

Gracias a un ridículo e innecesario trade que llevó a JJ Hickson a Sacramento, los Kings han estado pendientes más de lo normal de su primera ronda del draft. Este año, el buen inicio a las órdenes de Mike Malone hacía pensar en que la posibilidad de perderla era real. Para ello, los Kings debían ser uno de los 20 mejores equipos de la liga.

Hace unos días el nuevo entrenador, George Karl, decía que la franquicia podía ganar 15 de los 30 partidos que le restan a su temporada. En ese caso, los Kings acabarían con un récord de 33 victorias y 49 derrotas. ¿Suficientes para mantener, como máximo, uno de los diez peores records de la liga? Veamos los antecedentes.

En los últimos nueve años, el décimo peor equipo de la liga siempre ha ganado entre 32 y 35 partidos. Indiana Pacers en 2010 y Minnesota Timberwolves en 2012 (extrapolado puesto que hubo lockout) obtuvieron 32 triunfos, mientras que Milwaukee Bucks en 2011 y Seattle SuperSonics en 2006 consiguieron 35. Por tanto, los Kings cumplirían con la máxima de no llegar a las 35 victorias, pero si superar las 32.

De hecho, sería interesante no ser décimo ya que la lotería del draft suele relegar al décimo peor equipo al pick número 11, con lo que cual, los Kings se quedarían sin elección igualmente. 

Aunque el calendario no sea complicado del todo, parece poco probable que un equipo que ha ganado 18 partidos de 52, vaya a ganar ahora 17 de 30, pero los finales de temporada en la NBA siempre son peculiares. Lo que es cierto es que sería ridículo que los Kings perdieran una ronda Top 10 prácticamente asegurada por ganar algunos partidos en una temporada ya perdida. El amplio salario disponible para el verano sumado a un buen jugador de este draft podría dar a la franquicia un éxito importante a corto plazo.

El contador ya ha empezado a trabajar. Anoche, 1-0.

viernes, 20 de febrero de 2015

Kings firman por 10 días a David Stockton

Sacramento Kings han firmado por 10 días al base de Reno Bighorns, David Stockton, hijo del mítico base de Utah Jazz, John Stockton. El guard es el segundo jugador que los Kings firman con este tipo de contrato esta temporada tras Quincy Miller, ya fuera de la franquicia.

Ésta será la segunda experiencia NBA de Stockton, aunque la primera apenas duró unos días en Washington Wizards sin ni siquiera debutar en la liga. El base se encontraba actualmente disputando su primera temporada en la NBADL, en el equipo afiliado de los Kings donde también había estado jugando Miller. El joven de 23 años estaba promediando 16'6 puntos, 8'2 asistencias y 2'4 robos, con un 36'4% en triples. 

Los Kings firman a Stockton temporalmente debido a los cambios y lesiones que ha habido en la plantilla en los últimos días. La salida de Ramon Sessions a cambio de Andre Miller hace que el nuevo base quizás no pueda jugar hoy mismo ante Boston Celtics. Además, hay que sumar la lesión de Darren Collison y, por tanto, la presencia de un único base sano en la plantilla: Ray McCallum

Stockton finalizó su etapa universitaria el verano pasado tras agotar los cuatro años en Gonzaga Bulldogs. El base terminó su periplo colegial con promedios de 4'8 puntos, 4'2 asistencias y un 30'6% en triples. Sin embargo, su curso como senior fue el mejor a nivel personal ya que consiguió las mejores cifras de su carrera en puntos, rebotes, asistencias, robos y tapones a las órdenes de Mark Few.

Este tipo de contratos fue una práctica habitual en el final de la temporada de los Kings, cuando firmaron a Jared Cunningham -que jugó hasta final de temporada y la Summer League de Las Vegas, Willie Reed, Royce White y Orlando Johnson

jueves, 19 de febrero de 2015

Kings consiguen a Andre Miller por Ramon Sessions

Sacramento Kings han conseguido al base Andre Miller a cambio del también director Ramon Sessions, según ha confirmado hace unos minutos el periodista Adrian Wojnarowski

El ya ex base de los Kings, con aún un año más de contrato garantizado, estaba promediando los peores números de su carrera en la NBA. Sessions firmaba 5'4 puntos y 2'7 asistencias por noche, lejos de lo que la franquicia buscaba en un jugador como él cuando lo firmó este verano pasado. 

Por su parte llegar un jugador en los últimos momentos de su carrera, pero que conoce perfectamente al nuevo entrenador, George Karl. Miller llega a la capital californiana tras un curso en Washington Wizards. El veterano base estaba promediando 3'6 puntos y 2'8 asistencias como suplente de John Wall.

Hombre de confianza del nuevo entrenador, con la incorporación de Miller ganan en veteranía y salarialmente. El nuevo base de los Kings finaliza contrato en junio y la franquicia liberará sus aproximadamente 4 millones de contrato.

martes, 17 de febrero de 2015

George Karl: "Quiero tener una oportunidad más de ganar un campeonato"

"Hecho de menos el gimnasio, el juego y quiero tener una oportunidad más de ganar un campeonato".

Así de contundente se presentaba hace escasos minutos el ya nuevo entrenador de Sacramento Kings, George Karl. El veterano coach se convierte de esta manera en el 27º entrenador de la franquicia en toda su historia. Karl firma por lo que resta de temporada y otras tres campañas. 

En estos 30 partidos hasta el final del curso, el entrenador cobrará 1'25 millones de dólares, 3'25 el próximo año y cinco cada uno de los dos siguientes. El acuerdo incluye un buyout para las últimas dos temporadas, por el que los Kings podrían despedir al entrenador a cambio de 1'5 millones de dólares. 

Además del campeonato, Karl se ha fijado un objetivo mas próximo, cercano y realista. Según el entrenador, el equipo puede ganar 15 de los 30 partidos que le restan al calendario de los Kings. La mitad de los encuentros, aproximadamente, los jugarán contra equipos de playoff o que se encuentran en la pelea por un puesto en la post temporada. 

Karl ha tenido buenas palabras también para DeMarcus Cousins. "Para mi, es el hombre grande más habilidoso de la NBA ahora mismo", destacaba el entrenador. Karl ha comparado a Cousins con Shawn Kemp, a quien entrenó en su etapa en Seattle SuperSonics. El coach se estrenará en el banquillo californiano el próximo viernes frente a Boston Celtics.

lunes, 16 de febrero de 2015

DeMarcus Cousins: "Estoy deseando volver a ser All-Star"

No habían pasado nada más que unas horas desde el final del partido, cuando DeMarcus Cousins señalaba cual iba a ser uno de sus objetivos para el próximo año: "Estoy deseando volver a ser All-Star". 

El center de Sacramento Kings, el primer jugador de la franquicia desde 2004 en jugar el partido de las estrellas, debutó en el All-Star con 14 puntos y 7 rebotes en 18 minutos de juego. Cousins fue el quinto jugador de la Conferencia Oeste en puntos y rebotes. El pívot anotó 6 lanzamientos de 7 posibles, y 2/3 en tiros libres. 

Precisamente en el aspecto reboteador, Cousins perdió una apuesta. Antes de comenzar el partido, el center de los Kings y Tim Duncan se retaron a ver quien cogía más rebotes. Ganó el veterano jugador de San Antonio Spurs por 9-7. 

"Salí fuera y me lo pasé bien. Hice un poco de trash tralking con Melo. Me lo pasé muy bien", destacaba Cousins al término del partido, donde el Oeste se impuso a la Conferencia Este por 163-158. Russell Westbrook fue nombrado MVP del encuentro gracias a sus 41 puntos, 5 rebotes y 1 asistencias en 26 minutos saliendo desde el banquillo. 

A pesar de estar en el lugar soñado por muchos jugadores, Cousins no quiso olvidarse de su equipo y los últimos cambios. "Honestamente, ha estado en mi mente el fin de semana entero", indicó el jugador. "Es un buen descanso de la realidad, pero al mismo tiempo, mentiría si dijera que no ha estado en mi cabeza."

Los Kings no volverán a jugar hasta el jueves día 20, ya a las órdenes de George Karl. Para entonces, muy posiblemente, el roster haya sufrido algún cambio importante. 



Read more here: http://www.sacbee.com/sports/nba/sacramento-kings/kings-blog/article10444352.html#storylink=cpy

Read more here: http://www.sacbee.com/sports/nba/sacramento-kings/kings-blog/article10444352.html#storylink=cpy