miércoles, 22 de febrero de 2012

"Entrenador, algún día quiero ser All-Star"

Muchas cosas han cambiado en la vida deportiva de DeMarcus Cousins en el último mes y medio. Tras un inicio de temporada muy flojo tras las expectativas creadas el curso pasado, Cousins seguía repitiendo los errores del pasado: desgana, protestas constantes...que terminaron con el center pidiendo el traspaso días antes de que la franquicia despidiera a Paul Westphal.

"Yo no pedí el traspaso", dijo Cousins. "Eso es lo que él (Westphal) dice y esa es la historia que salió".

Tras la salida de Westphal, el mando de la nave lo tomaría Keith Smart, hasta entonces asistente, y con la única experiencia de haber dirigido 82 partidos a Golden State Warriors. Esa misma noche, Sacramento Kings recibe a Milwaukee Bucks, y tras una espectacular remontada, Smart se estrena en su puesto con una victoria épica y con el pabellón entregado a la causa. Cousins logra 19 puntos y 15 rebotes, y su abrazo a Smart al final del partido es la viva imagen de una situación insostenible.

Tras ese partido, el nuevo coach decide visitar a Cousins en su casa para cenar tranquilamente. "Sabía que todo el mundo pensaba que este chico era un problema, así que mi atención tenía que estar en él primero", indicó Smart a Chris Tomasson hace unos días. Pero esos encuentros nocturnos entre el center y el entrenador fueron convirtiéndose en algo habitual. Cousins no dudó en darle la clave de entrada a su urbanización a su nuevo entrenador para que éste pudiera entrar y salir cuando quisiera.

Cousins es un gran fan del baloncesto universitario y son varias las ocasiones en las que el center y Smart se han reunido en torno a una televisión y un plato de gumbo (sopa con arroz que puede llevar marisco, carne o verduras), típico de Louisiana, lugar de nacimiento de Keith Smart y que suele preparar la madre de Cousins.

"Mientras el partido está en la televisión y estoy hablando con el sobre lo que le gusta y lo que no, tengo la oportunidad de conocerle fuera del pabellón, de los entrenamientos y su ego es menor", señala Smart. "Le digo 'Cous, cuando te vea que no estás corriendo arriba y abajo de la cancha lo suficientemente rápido, voy a sacarte del partido. Volverás a entrar, pero tengo que cambiarte. ¿Es justo?', y él me dice, "Es justo, entrenador'"

"Él me dice, 'entrenador, quiero ser All-Star algún día', y yo le contesto, 'OK, yo nunca he visto a un All-Star que no tenga una ética de trabajo y trabaje duro y consistentemente, y esto es lo que tú tienes que hacer. Desde entonces, todo lo que le digo es, 'sabes lo que me dijiste, sabes lo que me dijiste que querías ser'...desde entonces, él está siendo muy consistente", añadía el entrenador.

Y es que desde la llegada de Smart los números de Cousins han subido rápidamente tanto en puntos (17'4 por los 14'1 con Westphal), rebotes totales (11'8 por 8'7), rebotes ofensivos (4'3 por 2'8), rebotes defensivos (7'6 por 5'8) y porcentaje en tiros de campo (46'1 por 42'7). Aun así, a Cousins le falta algo.

"Son números impresionantes, pero al mismo tiempo, no estamos consiguiendo victorias"

Ante esto, el entrenador vuelve a recordar una conversación con su jugador. "Le dije 'tienes la oportunidad de tomar esta franquicia y echártela a la espalda. Tienes 21 años y no sabes como jugar todavía y promedias un doble-doble...entonces, ¿por qué no coges a este equipo, le haces crecer y ahora llegas a ser la franquicia? Estás liderando tu propio equipo...'"

La cabeza de Cousins parece haber encontrado la referencia que necesitaba lejos de su Alabama natal. Su futuro, siguiendo los consejos de Keith Smart parece cada más ligado a esta franquicia.

"Absolutamente, aquí es donde quiero estar", señalaba el center en una entrevista con FOX Sports Florida. "Soy leal a la ciudad, a mis fans, a mi equipo y a la organización".

2 comentarios:

Fernando dijo...

Excelente reportaje Big. Qué guapo que queden para cenar y ver partidos universitarios, no sé si muchos entrenadores lo harán con sus jugadores jóvenes. Le vendrá bien para aprender. Con razón me parecía a mí que ha mejorado mucho su comprensión del juego. Pues eso es autodidacta. Quiero decir, hay jugadores como Carmelo Anthony, con más talento probablemente que Cousins, pero que jamás ha querido eovlucionar su juego colectivo, y, por tanto, tiene muy difícil dirigir a una franquicia hacia el título. Cousins solo puede ir hacia arriba, a ver qué tal hoy en Washington... Saludos

BigBen dijo...

@Fernando

Gracias!

Desde que llegó Smart ha ido evolucionando a pasos agigantados, y no sólo en lo deportivo. Smart parece un tipo bastante claro, con buen rollo con todos los jugadores y al que Cousins ha cogido un cariño especial y se nota.

saludos!