martes, 11 de enero de 2011

Los Maloof y el posible traslado

Desde que en el año 2006 los ciudadanos de Sacramento votaran y rechazaran la subida de impuestos con el objetivo de construir un nuevo pabellón en la ciudad, los rumores sobre una posible marcha de la ciudad por parte de los Kings, se han acrecentado. A este rechazo se une la negativa del pasado septiembre, a la construcción de ese pabellón en Cal Expo.

Mientras han durado los comentarios en los mentideros oficiales, los hermanos Maloof siempre se han mostrado contrarios a mover al equipo de la capital de California. El SacBee de hoy, recoge las declaraciones de los propietarios de la franquicia al respecto.

"Está claro que es una situación de urgencia porque llevamos mucho tiempo con esto. Todo el mundo sabe que esta región necesita un nuevo pabellón. El alcalde Kevin Johnson está trabajando sobre cuatro proyectos, y esperamos que algo salga de ahí. Queremos estar aquí", dijo Joe Maloof.

Las sospechas crecen si tenemos el cuenta los problemas económicos que está padeciendo la familia en los últimos tiempos. En 2009 tuvieron que vender su fábrica de cerveza de Nuevo México y hace unas semanas vendieron un casino que tenían en Las Vegas. Por si fuera poco, tendrían que pagar 30 millones de dólares por cambiar de ciudad al equipo, y pagar por los derechos territoriales a Clippers y Lakers en caso de ir a una ciudad cercana a Los Ángeles, estimados entre 30 y 50 millones de dólares.

Ante la posible marcha del equipo, hay todo un listado con las ciudades que pretenden el equipo: Louisville, Seattle, Las Vegas, San José, Kansas City y Anaheim, con Henry Samueli (propietario de Anaheim Ducks) como protagonista.

¿Qué ofrece cada ciudad?

Anaheim: parece ridículo llevar la franquicia a una ciudad más pequeña que Sacramento, y que además, cuenta con una gran masa social aficionada al equipo de NHL. El propietario está deseando estrenar el Honda Center.

Seattle: desde la ciudad de los SuperSonics llegaron rumores de que Gary Payton estaba intentando crear un proyecto para devolver la NBA a la ciudad. Aun así, la llegada de los Kings, los eliminaría de la liga, ya que si por algo se dejó el apellido SuperSonics, fue para un caso como este.

Louisville: supondría un cambio rotundo, sobre todo geográficamente. La ciudad no cuenta con ningún equipo en NFL ni NHL, pero mantiene una tradición universitaria en baloncesto bastante importante, por tanto, la masa social no sería un problema en una ciudad de 700000 habitantes.

Kansas City: a pesar de ser la ciudad más importante de Missouri, y de haber acogido a los Kings hace más de 25 años, la ciudad ya cuenta con varios equipos profesionales: baseball, fútbol americano y fútbol. La buena noticia es que están a la espera de conseguir un equipo de NBA o NHL para construir un nuevo pabellón.

Las Vegas: David Stern siempre ha dejado claro que la ciudad de los casinos no podrá tener nunca un equipo NBA. Cuenta con pocas papeletas, pero no es descartable.

San José: particularmente, es mi favorita. Casi un millón de habitantes, la tercera ciudad más poblada de California (tras LA y San Diego), y la décima de Estados Unidos. Cuenta con equipo de fútbol y de hockey hielo. La distancia que separa Sacramento y San José es de 144 kilómetros, similar a la existente entre Palencia y León.

6 comentarios:

allpacers dijo...

Parece que la situación es insostenible y que la marcha del equipo es cuestión de tiempo, sigo sin entender como con un alacalde que fue jugador de basket no se consiga el objetivo de construr un nuevo pabellon, no estoy al dia de todo y puede que me pierda algo, que es lo más seguro.

BigBen dijo...

@allpacers

Los Maloof poco más pueden hacer, bueno sí, poner la pasta para construirlo pero eso ni con esclavos.

El alcalde demasiado está haciendo. Si la ciudad no quiere...a ver que sale de esos 4 proyectos.

saludos!

Almanzor dijo...

El problema es que Sacramento es una ciudad donde viven muchos funcionarios relacionados con el Gobierno estatal que ni sienten ni padecen. La masa social del equipo es grande y, siceramente, si se van los Kings la ciudad se hundirá en el olvido. Si la ciudad (habitantes) no tiene intención, pues no sé quién la va a tener entonces.

De las posibilidades, San José y Kansas City son las que mejor pintan. Louisville tiene mucha tradición baloncestística, sobre todo a nivel estatal, pero al igual que pasa con Indiana o North Carolina, sus equipos NBA no reciben un gran apoyo social.

Esperemos que el equipo no se mueva de Sacramento.

BigBen dijo...

@Almanzor

Bastante cierto. Realmente es una ciudad poco conocida a pesar de ser la capital de uno de los estados más carismáticos de todo EEUU.

Sin duda, que se quede donde están, pero claro, todos tienen que poner de su parte.

saludos!

JR Sanchis dijo...

Louisville y Kansas city evoca a romanticismo y Seattle a un imposible. De quedarse en CAL, San José no parece un mal lugar. Saludos.

puertatras dijo...

Tendría bemoles la cosa que con Kevin Johnson de alcalde de la ciudad saliera el equipo NBA de Sacramento. Aunque los de Anaheim están pegando fuerte y ofrecen una inversión muy solvente, espero que los Kings no se muevan de allí. Aunque por otra parte, quiero recuperar a Seattle para la NBA.

Por cierto, en una encuesta que hice recientemente en mi blog, los lectores coincidían en su mayoría en que querían que Seattle fuera la próxima ciudad con una franquciia.

Saludos desde Puertatras