viernes, 4 de abril de 2008

Comparaciones...

Hoy me gustaria hacer algo diferente. Para empezar me gustaria agradecer a todos el ultimo dia me han comentado, porque en total, esos 14 comentarios, suponene mi record hasta ahora, mi record que es gracias a vosotros asi que lo dicho, espero batir mi marca pronto. Decia que queria hacer algo diferente. No es que no vaya a hablar de baloncesto pero, me les voy a contar algo.

El otro dia, iba a mi kiosco de siempre, donde compro de vez en cuando la Revista NBA. LLego a casa, la estoy ojeando y doy con la seccion "Mundo NBA" de Eduardo Schell que consta de dos partes. En la primera, el titulo es : La sonrisa de Jack,haciendo referencia a Jack Nicholson; pero la segunda el titulo es el siguiente: "Sergio y su safety car2. Al principio no entendia lo que Eduardo queria referirse, asi que la leo con toda la curiosidad del mundo. Como no sabria resumirla, ya que tampoco es excesivamente larga, la voy a poner tal cual esta a ver que os parece y si opinais lo mismo que yo:

"Ahora resulta que un octavo puesto y arañar un punto en el mundo de las cuatro ruedas es un extio, una proeza, una hazaña casi sin precedentes cuando hace unos meses hubo quien tachó de fracaso una medalla de plata en uno de los Europeos mas caros de la historia. Este rasero, ensalza al piloto, elogia su gran habilidad para la conduccion y disculpa un puesto de Intertoto porque no tiene coche. Pobre.
Hubo una epoca en la que tampoco lo tenia y desafio todo tipo de leyes para ganar dos titulos pese a la torpeza del tuercas. No hace mucho conducia un coche galactico pero se le disculpó: le hacian la cama desde dentro, habia trato de favor hacia su compañero y maximo rival, le copiaban la telemetria para darle todos los mejores datos al hijo predilecto y luego estaba la loteria del Safety Car que siempre jugaba en contra e impedia cualquier gesta.
A uno que tiene todo eso en contra se le elogia y en el caso de Sergio Rodriguez es todo lo contrario. Su rol no es facil. Está a las ordenes de un entrenador que aglutina al Safety Car, al tuercas, a la telemetria y que es su maximo enemigo. Que Sergio juegue tan poco es incomprensible, pero es el precio por jugar entre los mejores de una liga estricta en tiempos y clases. Tiene clase, talento, magia de sobre pero el coche no les acompaña aunque eso se empieza a olvidar. Como tambien que jugar por el oro de Japon (y ganarlo) no habria sido posible de no haber sido por él en semis."

Sin comentarios hermano Schell. Yo estoy contigo. Empezemos a valorar las cosas tal y como son, y no poniendo escusas baratas que es lo que mas de una vez hace algun periodista calvo de cierta cadena de television.

7 comentarios:

dennis_mora91 dijo...

Yo soy de los que tiene claro y desde el primer momento lo pienso, Sergio se equivoco yendose tan pronto a la NBA, pero el error no fue este, fue irae sabiendo a que equipo y que tipo de entrenador iba a tener.

De todos es conocida la magia de Sergio, su vision de juego y su espectacularidad, pero si en el banquillo hay un entrenador que como jugador fue todo lo contrario ... mal pinta la cosa.

El ultimo partido que le vi fue ayer frente a Lakers, y que quereis que os diga, ha perdido la magia, la espontaneidad de su juego, solo bota y bota y la pasa sin mas, para despues esconderse en un rincon, si para esto es para lo que ha quedado Sergio pues ya me direis, hemos perdido todos a un jugon y hasta que no le dejen ser como es en realidad no veremos al verdadero Sergio Rodriguez.

Con respecto a compararlo con Alonso, pues no se, F1 se rige por como sea tu coche, el de Alonso es una patata, mientras que cuando fue campeon se codeaba tanto en aerodinamica como en motor con los Ferrari, siendo de mayor fiabilidad que estos, no es la misma situacion que ahora. El baloncesto se rige por lo que hagas, por el esfuerzo propio y no el de un coche.

Conclusión: no le veo mucho sentido a la comparacion de uno y otro, la verdad.

jr dijo...

Es difícil afrotar una competición loca como la NBA con el fondo de una temporada a buen nivel en la ACB. Si la magia de Navarro choca con la mediocridad de Iavaroni y el ritmo de competición, como no le va a pasar a Sergio sindo muchísimo más inexperto.
Necesitaba más experiencia para afrontar mejor el cambio. Lo del equipo ya no es "tema" suyo ya que sus derechos los tenían los Blazers. su regresto España -debería producirse- debería entenderse no como un fracaso sino como una motivación.

BigBen dijo...

el principal error de sergio no es que le haya tocado un entrenador y otro, ya que el no le ficha, el problema es que cuando te vas a la nba tienes que estar preparado. por ejemplo, el mismo bargnani ya habia jugado a un buen nivel, pero sergio en el estu solo demostro ser un jugon con mucho arte pero que no esta preparado todavia para jugar en la liga americana

alexpunzi dijo...

bueno bueno sergio es mi jugador favorito, en tonces no soy muy objetivo ablando de el xd...

Pero creo q si este año busca una salida, y le dan minutos, podra ofrecer todo su repertorio y su clase... que es bastante!!!

saludos big!

Miguel_KB dijo...

Yo tambien creo que Sergio se precipito yendose tan pornto a la NBA. Tendria que haber hecho como Rudy, esperar unos años en la ACB, fomrandose, ganado titulos, y despues irse a la NBA a triunfar.

Un jugador que se me viene a la cabeza es Jason Williams, que con Larry Brown perdio esa magia que tenia en Sacramento, aunque el caso de Sergio es diferente ya que el no disponer de la confianza del entrenador hace que haya perdido la magia que le acompañaba cada partido...

Bias dijo...

Sergio no puede perder más el tiempo en Portland. Acabo de hacer un reportaje sobre Bobby Jones(leyenda de Philly) en el que se demuestra claramente la importancia de caer en lugar donde tu entrenador conjugue con tu estilo y ese es el problema de Sergio. Cayó en un lugar donde su entrenador no le quiere y nunca le querrá y solo le queda una solución: o se va Mcmillan o se va el. Parece claro quién va tener que hacer las maletas....

true wolf dijo...

Yo creo que lo que le pasa a Sergio les ocurre a la mayoría de rookies y sophomores que llegan a la liga, lo que pasa es que estamos acostumbrados a que nuestros chicos de oro lleguen a la NBA tras haber triunfado en Europa, algo que no ocurre en el caso de Sergio y así le va.

Yo no le veo fuera, es más, pienso que en el tercer año está su clave y si además no ha ido a los Juegos estará centrado en su objetivo. Es un jugador que no tienen, y le veo como futuro base revulsivo desde el banco de este equipo de ensueño que son los futuros Blazers.