martes, 14 de enero de 2014

Cousins refuerza su candidatura para el All-Star

Por primera vez en seis años, un jugador de Sacramento Kings consigue ser el mejor jugador de la semana. Desde que Brad Miller lo lograra nadie lo había conseguido hasta que ayer la NBA hacía oficial que DeMarcus Cousins conseguía tal galardón.

Hacía también demasiado tiempo -desde diciembre de 2012- que los Kings no firmaban una semana perfecta como esta, en la que han ganado sus tres partidos. En ella, Cousins ha promediado 21'6 puntos, 12'6 rebotes, 3'3 asistencias, 1'6 tapones y 1'3 robos, además de un 50'9% en tiros de campo y un 75% en tiros libres. 

Tal es el buen rendimiento de Cousins que las estadísticas son fiel reflejo de todo ello. Ahora mismo, sus promedios de temporada son de 23'3 puntos, 11'5 rebotes, 3'3 asistencias, 1'9 robos y 1'1 tapones, unas cifras que nadie en la historia de la NBA ha promediado al final de la temporada. Jugadores como Kareem Abdul-Jabbar, Hakeem Olajuwon o David Robinson estuvieron cerca de conseguirlo.

Lejos de ser uno de los interiores más votados para el All-Star que se celebrara en poco más de un mes, las opciones de Cousins para formar parte del equipo del Oeste pasan por la elección de los entrenadores. El mejor center de la liga -al menos en cuanto a números- es sólo el undécimo más votado por los aficionados. 

Sin duda el pequeño mercado en el que Cousins muestra sus talentos noche por noche es un lastre importante para su candidatura. Después de renovar su contrato este verano y conseguir este premio de mejor jugador de la semana, el All-Star debe ser un objetivo real y merecido para DeMarcus Cousins.

2 comentarios:

Fernando dijo...

Verdaderamente no se entiende que la gente no lo vote de manera masiva. Ahora mismo está por delante de Aldridge a nivel estadístico, y debería formar junto a Kevin Love y Kevin Durant en el frontcourt titular del Oeste, pero bueno, seguramente el entrenador lo lleve para el banquillo.

Sobre el equipo, hay algo muy bueno como es la química entre Gay y Cousins, que generaba muchas dudas a priori, al menos para mí. Se están entendiendo genial, y dividen la atención de las defensas, con lo cual tienen más espacio para atacar como saben. Después está lo de Thomas, que es increíble por el descaro que muestra partido tras partido. Quizá no sea un base Top, que no lo es, pero tiene una raza de anotador puro que es un espectáculo verlo. Después Jason Thompson como siempre está aportando el punto de cordura que le falta casi siempre a la defensa, y se está ocupando del trabajo sucio, ese que no aparece en las estadísticas pero tan necesario es para ganar. Sin él se verían aún más acrecentadas nuestras debilidades defensivas.

Y muy bien desde la segunda unidad Derrick Williams, actuando como combo forward-power forward siendo una pesadilla en las transiciones. A ese tío es muy difícil pararlo cuando corre si no es por medio de faltas. Asombrosa coordinación y físico muy pulido. El otro día demostró mucha madurez y serenidad con la presión añadida que tenía en Minneapolis.

Y esos 5 jugadores (Thomas-Gay-Willias-Thompson-Cousins) nos están volviendo a recobrar la ilusión por los Kings. Incluso Fredette a fogonazos parece que puede revolucioanr algunos partidos en ataque, y Acy está dando minutos de respiro a Cousins con mucha intensidad.

Pero la principal preocupación del equipo viene en un puesto que, particularmente, no me esperaba tan despoblado como lo está siendo: el de escolta. Es preocupante ver que tras la salida de Tyreke, Marcus Thornton ha empeorado aún más, como si no le importara nada el juego. No esperaba yo de Thornton que se uniera al club del cazo mix, la verdad...

Y Mclemore totalmente fuera de confianza, en un rookie wall que ya dura desde el mes pasado. No pueden ir a peor estos dos, deberían reunirse con Malone en alguna tarde de descanso para hablar, ya ni siquiera entrenar más, ya que considero que es un tema de asumir su rol en el equipo. Thornton nunca asume que no sea la principal baza exterior, y lo que se tiene que dar cuenta es de que el sistema de Malone no pasa por un jugador ahora mismo, sino por tres, y él está para encontrar buenas posiciones y tirar. Ya no puede ser la escopeta de feria de otros años, sino que debe buscar más fiabilidad en sus tiros para poder ser una buena opción en el ataque.

Y McLemore exactamente lo mismo. Creo que este chaval es muy débil moralmente y se le ve poco integrado en el grupo. Es una pena porque cualidades tiene de sobra y en partidos rotos en los que perdíamos de paliza se le han visto cosas muy buenas, encarando 1x1 con muchísima facilidad y anotando fácil. Pero ya digo, son fogonazos que se tienen que ir puliendo. Sigue siendo una apuesta segura de futuro pero hay que exigirle más.

A ver esta noche si somos capaces de dar la sorpresa en Memphis imprimiendo el ritmo de juego de los últimos partidos.

Al menos este año parece que pasaremos del 40% de victorias

BigBen dijo...

@Fernando

Es, al menos estadísticamente y yo creo que en la pista también, el mejor center de la liga. Veremos a ver como pesa estar en un equipo con récord claramente negativo.

Con McLemore hay que ser muy paciente. Hay madera y tiene 20 añitos y menos de 40 partidos a la espalda. Sobre Thornton, sinceramente, ya no sé si es apatía o que no está y no mete nada. Es que está en sus peores porcentajes desde que salió del instituto.

Si nos lo dicen hace un año que íbamos a sufrir tanto en el escolta teniendo a tanta gente...

saludos!