martes, 8 de noviembre de 2011

Historia King: Sam Lacey, rey de reyes

Apenas 12.000 habitantes recorren las calles de Indianola, una pequeña ciudad del oeste de Mississippi capital del Condado de Sunflower, y que tiene el honor de haber visto crecer a dos grandes en los suyo: el músico B. B. King y el NBA Sam Lacey.

En este ambiente, donde el 73% de la población es negra, creció el pequeño Samuel Lacey que con 18 años no dudó en hacerse las maletas en busca de un futuro mejor en New México State University, con la NBA en mente. El college no contaba con uno de los mejores programas de baloncesto del país, y apenas cuatro jugadores salidos de esta universidad habían llegado a la mejor liga del mundo. Todos ellos de paso y sin haber estado más de un año en ella.

Pero la llegada de Lacey supuso un salto cualitativo. Así, el pequeño chico negro de Indianola se había convertido, cuatro años después, en uno de los interiores más deseados del país merced a sus 16'3 puntos por partido, pero sobre todo a su capacidad reboteadora: 1.265 capturas en su periplo universitario, 14'2 rechaces por encuentro y directo al draft.

Y llegó el día. El sueño por el que había abandonado su Mississippi natal estaba a punto de cumplirse. Allí estaba su nombre junto al de su compañero Jim Collins, que apenas jugaría 74 partidos con Chicago Bulls, y no tardó en escucharse. Por delante de él, sólo nombres históricos: Bob Lanier, Rudy Tomjanovich, Pete Maravich y Dave Cowens. El quinto era el de Lacey. Destino Cincinnati Royals.

Los Royals eran un equipo joven al que la ciudad cada vez quería menos, y así hicieron las maletas con rumbo a Kansas City. Con esta situación llegó Lacey junto a otros cinco rookies: Moe Barr, Tom Black, Greg Hyder, Willie Williams y sobre todo, Nate Archibald. Ya en su primer año, Lacey se convirtió en la referencia interior de un roster muy necesitado de gente alta. 13'5 puntos y 11'3 rebotes, números similares a los de la universidad, y primera temporada de seis consecutivas en dobles-dobles.

Con el paso de los años, Lacey se consolidaba como uno de los mejores reboteadores del país: 12, 11'8 y 13'4 rechaces por partido fueron sus números las siguientes tres temporadas hasta que llegó su gran momento. Con el equipo ya en Kansas City, Lacey llegó a octubre de 1974 en la mejor forma de su vida. Allí, rodeado por los Archibald, Jimmy Walker, Nate Williams, Ron Behagen y un rookie que daría mucho que hablar llamado Scott Wedman, los Kings se colaron en playoff.

Antes, Lacey se había metido entre los elegidos del All-Star (6 puntos, 7 rebotes en 17 minutos) y cerraría la mejor termporada de su vida terminando 10º en la carrera por el MVP de la temporada.

Tras ese año, sus números fueron cayeron significativamente hasta que en la 81-82 fue traspasado a New Jersey Nets. Allí sólo jugó 56 partidos, lo que le sirvió firmar un último contrato con Cleveland Cavaliers, donde volvió a ser titular aunque con apenas 20 minutos por noche.

Lacey abandonaba la NBA dejando tras de sí records inigualables. El pequeño niño de Indianola es el jugador que más veces se ha puesto la camiseta de los Kings (888), el que más temporadas ha permanecido en la plantilla (12), siendo el líder en rebotes, robos y tapones de la franquicia. Además, es el segundo con más minutos, y asistencias, el cuarto en tiros de campo anotados y lanzados, y el quinto en puntos. Por si todo eso no fuera suficiente, Lacey ocupa actualmente el 94º lugar en la clasificación de máximos anotadores de la historia de la NBA.

Aunque no jugó nunca en Sacramento, el legado de Sam Lacey sigue presente en los fans de la franquicia, exactamente en lo más alto del Power Balance Pavillion.

3 comentarios:

Mo Sweat dijo...

Grande, si señor; uno de esos centers poco, o nada, recordados... Pero que fue muy importante en su época.

Lo he visto jugar muy poco, la verdad, y encima de bastante veterano y teniendo que lidiar con un joven y demoledor Moses Malone en las finales de conf. de 1981. Pero vaya por delante de todo su sobriedad y saber estar sobre una cancha de baloncesto.

Saludos.

costalgaraldals dijo...

Da gusto leer post como estos, son "pequeños favores" a gente muy importante y poco valorada.
Saludos Big-Ben, me cuesta decir que tenia tu blog muy olvidado.

BigBen dijo...

@Mo Sweat

Iba a decir que el primer gran center de la franquicia, pero no, ese fue Jerry Lucas. Pero si el primer gran jugador identificado plenamente con el equipo. Sus records son tremendos.

@costalgaralds

Gracias. No te preocupes, el tiempo se recupera pronto amigo.

saludos!